Trabajos a domicilio

En dos o tres días somos capaces de convertir el efecto de oscuridad que producen sus puertas barnizadas antiguas, en una estancia llena de luminosidad, gracias a un lacado  "in situ" en un color claro, blanco o similar, sin cambiar de puertas ni zócalos ni otro tipo de obras más costosas.

Nos desplazamos a su hogar y nos encargamos de recoger sus puertas para arreglarlas y lacarlas en nuestro taller. Así mismo, preparamos su piso para lacar en él los marcos con sus jambas y los zócalos, de forma que en un breve plazo de tiempo y con molestias mínimas, sus puertas viejas parecerán recién estrenadas.

No tiene más que solicitárnoslo y le daremos toda la información precisa y soluciones para su caso concreto, sin ningún tipo de compromiso.